viernes, 16 de septiembre de 2011

Estatuadesal - El Desafilador


Ahora desafilo cuchillos.
Dedicarme con paciencia
a raer sus cantos acerados
y lanzar luciérnagas
al infierno que se agrava
bajo el cielo,
reajusta mi equilibrio.
 
He aprendido
tanto a medir el ancho
de lo profundo
como a no temer
vaciarme por sorpresa
los bolsillos:

el secreto que escondo
es tan tuyo como mío.

5 comentarios:

Ella dijo...

Me gusta tu forma de escribir, se ve muy intensa. Si lo que pretendes es estremecer al lector lo consigues. Pásate si quieres, www.ellael-ella.blogspot.com
Ella.

Lur dijo...

IMPRESIONANTE cómo escribes, con fuerza, con desgarro y toda la intensidad que da el amor...

Te seguiré leyendo...

Un saludo

estatuadesal dijo...

Comprobar que hay personas que se sienten identificadas con mis palabras o simplemente valoran lo que hago, me reconforta, aunque ese no sea el fin de mis poemas, si no arrancarmme del estomago esa presión que a menudo no nos deja respirar.

Gracias, Ella, por tu mensaje
Saludos salados

estatuadesal dijo...

Lur, he de admitir que tus palabras me han "tocado".
Me emociona que describas así mi poesía. Tus palabras llegan como agua fresca en esos días en los que sientes que todo se estanca y nada parece valer la pena.

Gracias, muchas gracias de corazón
Para ti mis olas

Carlas breakfastime dijo...

Lindo lo que escribes, un besoo!!
Carla